Seleccionar página

 

Otro de los tesoros gastronómicos que importamos desde Latinoamérica es la yuca. Se trata de un alimento básico en la alimentación mundial y especialmente en América Latina, de donde es originaria, aunque su cultivo se ha hecho extensivo al continente africano y Oceanía. Si el nombre no te resulta familiar, seguramente es porque la conoces como mandioca, guacamota o casava.

Aunque nos parezca que la yuca es similar a la patata, por su consistencia y por los usos que se dan a este tubérculo en la cocina, en realidad se trata de una raíz engrosada de la planta de la mandioca.

La yuca se puede preparar cocida, frita, horneada, como acompañante de otros platos e incluso como plato único. Unas líneas más abajo te compartiremos nuestra deliciosa receta de arepas de yuca.

COMPRAR YUCA NO ES SENCILLO

La yuca viene cubierta por una gruesa piel marrón que no permite comprobar a simple vista cómo se encuentra en su interior, y esto hace que comprarla a veces sea cuestión de suerte.

El color de la yuca al pelarla o partirla debe ser completamente blanco, no debe tener manchas amarillas ni betas negras, pues al cocerla su sabor y textura no serán los deseados y en algunas ocasiones no se podrá ni comer.

Para sortear estos aspectos y para hacer la vida más fácil a los consumidores, en Distribuidora Latinoandina importamos yuca de excelente calidad, disponible en la sección de congelados de las mejores tiendas latinas de Europa.

Yuca en Trozos El Plebeyo y Yuca Congelada El Dorado son los dos sellos con los que comercializamos esta raíz en este lado del Atlántico. Como en todos nuestros productos congelados, la selección se hace minuciosamente, y en este caso nos  encargamos de que los trozos tengan el color, tamaño y aspecto ideales para que solo tengas que preocuparte por abrir la bolsa y llevar directamente su contenido a la olla o sartén.

AREPAS DE YUCA

La yuca es perfecta para acompañar carnes. Por eso muchas recetas tradicionales incluyen este delicioso ingrediente, como es el caso de numerosos estofados y sopas latinoamericanas. Pero hay otras muchas formas de sacarle todo el provecho al sabor de la yuca.

En esta entrada te enseñamos una forma fácil de hacer arepas de yuca. Se trata de una receta que permite dar variedad al menú diario y además, es una alternativa para las personas con intolerancia al gluten, ya que la yuca está libre de esta proteína.

¡Delantal, y manos a la masa…!

INGREDIENTES

500 g de Yuca en Trozos El Plebeyo o Yuca Congelada El Dorado

200 g de queso

100 g de mantequilla

Sal y azúcar

PREPARACIÓN

  1. Cuece la Yuca El Plebeyo o la Yuca El Dorado sin necesidad de descongelarla. Añade agua hasta que la cubra y pon una cucharadita de sal.
  2. Cuando pasen unos 15 minutos aproximadamente, saca la yuca en un bol y tritúrala. Si notas que tiene unos filamentos que no se deshacen, solo tienes que sacarlos. Son las venas centrales que normalmente trae la yuca.
  3. Espera a que la yuca se enfríe, añade la mantequilla y empieza a amasar con las manos.
  4. Agrega el queso rallado, una cucharadita de azúcar y sigue amasando.
  5. Prueba que la masa esté bien de sal y rectifica si hace falta.
  6. Calienta la sartén o la plancha y ponle un poco de mantequilla.
  7. Haz bolitas de masa, aplástalas, redondea los bordes y ásalas por lado y lado.

RECOMENDACIONES DEL CHEF

Cuando cuezas la yuca, déjala en el punto ideal. Es decir, evita que te quede muy blanda o muy dura para que la puedas amasar de manera más fácil.

Si prefieres, puedes rallar la yuca en vez de aplastarla, conseguirás una textura más homogénea.

Y recuerda, una arepa de yuca con Café El Dorado viene bien a cualquier hora del día.

Si quieres ver otra receta con yuca pincha aquí

Pin It on Pinterest

Share This

Share this post with your friends!