Seleccionar página

 

Qué ganas teníamos de compartir contigo nuestra receta para preparar un buen chaulafán con la Salsa China de Soya La Latina. Un plato al que no le falta de nada: tiene vegetales, carnes, mariscos, cereales y mucho sabor natural.

El chaulafán es una variante del tradicional arroz frito oriental. Y es que precisamente fueron los primeros inmigrantes asiáticos que llegaron a Ecuador y Perú los que inventaron esta receta. Ellos, para aprovechar las carnes que sobraban de las fritadas y los ceviches, las calentaban a la hora de la cena, les añadían arroz y aderezaban todo con su original salsa de soya.

De esa manera surgió este plato que hoy ocupa un lugar importante en la gastronomía ecuatoriana con el nombre de chaulafán. En Perú se llama arroz chaufa y su preparación es muy parecida.

DE TODO UN POCO

Una de las fortalezas que tiene este plato es que es muy completo, pues lleva diferentes alimentos. Hortalizas como la zanahoria, legumbres como los guisantes,  cereales como el arroz y diferentes tipos de carnes. Pero el ingrediente que le da el sabor característico al chaulafán es la salsa de soya. Nosotros hemos usado la Salsa China de Soya La Latina, un producto que importamos directamente desde Ecuador.

SALSA DE SOJA O DE SOYA

En Europa se conoce como soja y en los países andinos como soya, pero hace referencia a la misma legumbre a partir de la cual se elabora. La Salsa China de Soya La Latina se caracteriza por tener el sabor ideal. Tiene un equilibrio perfecto entre la acidez y el toque salado y algo dulzón que la caracteriza. Otro aspecto que resalta en esta salsa es que tiene una espesura ideal.

Encendamos fogones para preparar este chaulafán que no dejará indiferente a nadie. Para hacer esta receta, ten en cuenta que debes hacer unas preparaciones previas. Te lo explicamos todo a continuación.

INGREDIENTES

1 kilo de arroz El Plebeyo

1 botella de Salsa China de Soya La Latina

500 g de carne de cerdo

400 g de camarones

500 g de pechuga de pollo

1 lata de Guisantes El Plebeyo

3 huevos

Aceite de oliva

Un ramillete de cebolla china o cebollín

Media cebolla cabezona

1 trozo de jengibre

1 cucharada de pasta de ajo La Latina

2 cucharadas de Aliño Ecuador (opcional, para enriquecer aún más el sabor)

½ taza de zanahoria rallada o en cuadritos

Sal

Pimienta

Comino

PREPARACIÓN PREVIA

Antes de empezar, queremos recordarte que la salsa de soja o soya es la que aporta sal al plato. Por eso, no agregues mucha sal a los alimentos a la hora de prepararlos ya que siempre podrás corregir la sal al final, después de añadir la salsa.

  1. Cuece las pechugas de pollo con un poco de cebolla, laurel y una pizca de sal. Cuando estén, sácalas, desmenúzalas o córtalas en cuadritos y reserva.
  2. Aprovecha el agua en que cociste el pollo para preparar las tres tazas de Arroz El Plebeyo. Procura que los granos te queden sueltos.
  3. Bate tres huevos y haz una tortilla fina. Córtala en tiras y también resérvala.

PREPARACIÓN DE LAS CARNES

  1. En una sartén, pon un chorro generoso de aceite de oliva y fríe la carne de cerdo cortada en cuadros pequeños. Añade un poco de sal y pimienta. Cuando esté dorada, sácala y resérvala.
  2. En la misma sartén pon un poco más de aceite y sofríe tres minutos los camarones. Retíralos y resérvalos.
  3. Ahora, pon el pollo previamente desmenuzado en el mismo recipiente que sofreíste las otras carnes, dora un poco y también conserva aparte.

PREPARACIÓN FINAL

  1. En una olla grande, pon un chorro de aceite y sofríe la cebolla china finamente cortada. Añade una cuchara de Pasta de Ajo La Latina, otra de jengibre finamente rallado, una cucharada de Aliño La Latina, una cucharadita de comino y la lata de Guisantes El Plebeyo. Mezcla todo muy bien y sofríe otros dos minutos.
  2. Ahora, sobre este guiso añade las carnes que habías reservado y remueve todos los ingredientes muy bien. Incorpora las tiras de huevo frito. Es el momento de agregar el arroz cocido y, finalmente, añade 100 ml de Salsa China de Soya La Latina. Mezcla hasta que todo el arroz quede impregnado de la salsa. Si hace falta, puedes agregar más soya. Y ahora solo queda disfrutar de este manjar.

Acompaña este chaulafán con Tajadas de Plátano El Dorado, no podrás tener un complemento mejor.

Pin It on Pinterest

Share This

Share this post with your friends!