Seleccionar página

En nuestro canal de Youtube puedes ver esta videorreceta

Las frutas tropicales son ideales para calmar la sed en verano y dan muchas opciones a la hora de preparar diferentes recetas que van desde zumos, bebidas refrescantes y cócteles, hasta ensaladas, salsas y postres. Para muestra está la colada de avena con lulo que te vamos a enseñar a preparar.

En Ecuador y Colombia, la colada es una bebida hecha con cereales en hojuela o harina, a los que se añade agua o leche. Algunas coladas se sirven calientes, pero la que hoy prepararemos es refrescante y además muy nutritiva.

En esta ocasión utilizaremos las hojuelas de Avena Quaker, una marca tradicional que importamos en Distribuidora Latinoandina y que es tan popular en Ecuador, que a la colada de esta receta se la suele llamar un ‘quáker’.

En cuanto a la fruta tropical que usaremos en esta preparación, existen dos opciones que se traen desde Suramérica: Lulo en fruta entera y pulpa de lulo, ambas congeladas. Para esta colada hemos utilizado el lulo entero de Fruttimanía, que viene con su piel natural, pero si usas la pulpa congelada El Dorado o Fruttimanía también quedará deliciosa.

LULO, NARANJILLA O QUITO QUITO

El lulo es una fruta cítrica que se conoce con diferentes nombres en Latinoamérica. En Ecuador, Costa Rica y Panamá se le llama naranjilla mientras que, en México, República Dominicana, Colombia y Venezuela, se la denomina lulo. También recibe los nombres de nuquí y coconilla, mientras en Perú se la conoce como quito quito.

El lulo se caracteriza por ser una fruta muy hidratante y diurética, gracias a su alto contenido de agua. Es rica en minerales como el calcio y el hierro. Y en contiene vitaminas: C, A y E.

¿EL LULO CONGELADO CONSERVA SUS PROPIEDADES?

Efectivamente. Los lulos congelados que importamos se cosechan en el punto ideal de maduración. Al ser sometidos a bajas temperaturas se interrumpe de manera efectiva este proceso natural, dejándolo en suspenso. Por lo tanto, todas sus propiedades nutricionales se mantienen intactas.

Esta fruta es ideal para preparar zumos, postres y mermeladas y es la base de recetas andinas como la chicha, la colada o el canelazo.

Dicho esto, nos ponemos el delantal para preparar una refrescante colada de avena con lulo congelado.

INGREDIENTES

 

PREPARACIÓN

  1. Descongela los lulos enteros Fruttimanía.
  2. En un recipiente, pon a remojar una taza de hojuelas de Avena Quaker en una taza y media de agua durante 15 minutos o más.
  3. Cuando estén descongelados los lulos, córtalos por la mitad y, con la ayuda de una cuchara, sácales la pulpa y licúalos completamente. Luego, cuela la mezcla y reserva.
  4. En una olla grande, pon a cocinar la panela en 7 tazas de agua. Añade las 4 astillas de canela y las bolitas de pimienta dulce. Si no tienes pimienta a mano, puedes reemplazarla por clavos de olor. Añade también el zumo de lulo que has licuado. Cuece por 10 minutos o hasta que la panela se haya desleído por completo.
  5. Una vez transcurrido ese tiempo, pasa la bebida por un colador y retira la canela y la pimienta.
  6. En la licuadora, pon la avena que tenías en remojo, incluida el agua. Agrégale un poco del líquido que cocinaste en la olla. Licua hasta que la avena esté completamente desintegrada.
  7. Vierte la avena en la olla, tápala y cuece todo a fuego medio durante 15 minutos.
  8. Pasado el cuarto de hora, comprueba que la colada tenga el espesor que deseas. Si se han formado grumos, puedes colar todo el líquido o licuarlo nuevamente.
  9. Ahora solo resta ponerla a enfriar, servir y disfrutar de esta colada de avena con lulo congelado.

Si quieres una buena merienda, puedes acompañarla con unos platanitos con sal El Dorado. O unas galletas Salricas.

 

 

Pin It on Pinterest

Share This

Share this post with your friends!