Seleccionar página

¿Sabías que los incas daban a la quinua el tratamiento de alimento sagrado? Así es, y hoy en día no nos extraña, porque es un producto con muchas propiedades nutricionales.

De hecho, quinua es una palabra quechua que significa “cereal madre”, lo que nos revela la importancia que tenía en esta cultura prehispánica. Para entender por qué la veneraban, basta con decir que los incas la usaban para alimentar a su ejército, ya que percibían que su consumo aumentaba la resistencia de los guerreros.

Como queremos que estés igual de fuerte y saludable, te vamos a hablar de los beneficios de la quinua y te compartiremos nuestra receta de ensalada con quinua blanca y aguacate.

¿QUÉ HACE QUE LA QUINUA SEA UN SUPERALIMENTO?

Hay quienes creen que la quinua es un producto recién descubierto y que se ha puesto de moda gracias a los promotores de la vida sana, pero nada más lejos de eso. Como mencionábamos, su cultivo es milenario. Y lo que la hace tan especial, entre otras cosas, es que contiene los nueve aminoácidos esenciales que el organismo humano no produce por sí mismo.

Además, la quinua es un cereal rico en manganeso, magnesio, hierro, cobre y fósforo entre otros minerales. Su digestión es muy ligera y, debido a que no contiene gluten, es ideal para celíacos. Los vegetarianos y veganos también encuentran en estas semillas unas grandes aliadas en su dieta, por su aporte de calcio de origen vegetal.

VARIEDADES DE QUINUA

Distribuidora Latinoandina ofrece las tres clases tradicionales de quinua, disponibles en sus marcas Quinua Real El Plebeyo, Quinua Roja El Plebeyo y Quinua Negra El Plebeyo.  Veamos cuáles son sus diferencias.

La quinua real o blanca es la más conocida y la que más fácilmente encontramos en el mercado. Su sabor es más suave que las de otras variedades y tiene menos calorías. Al ser más rica en fibra que la quinua roja, promueve la salud del sistema digestivo y aporta sensación de saciedad. Su textura es esponjosa y es muy versátil para su uso en la cocina.

La quinua roja es la que menos grasa contiene de las tres y a la vez la que más carbohidratos aporta, por lo que es un alimento ideal para deportistas, gracias a su valor energético. Requiere mayor tiempo de cocción que la blanca y su sabor es más intenso. Va muy bien en ensaladas, con fruta y con frutos secos.

La quinua negra surgió de la hibridación de semillas de quinua y espinaca. Esta variedad posee lisina, un aminoácido esencial que estimula las células cerebrales. Destaca especialmente la presencia de litio, elemento que ayuda a regular el estrés. Requiere mayor tiempo de cocción que las otras variedades y su sabor es terroso. Aunque sea cocida, el grano conserva su toque crujiente.

ENSALADA DE QUINUA REAL CON AGUACATE

Para elaborar esta ensalada hemos usado la Quinua Real El Plebeyo, y antes de ponernos con la receta es importante hacer unas precisiones.

La quinua es rica en saponinas que son una especie de pesticidas naturales que produce la propia planta para evitar que los insectos, las aves e incluso el ser humano las consuman.

Pero podemos estar tranquilos, la concentración de saponinas no es tan elevada en las semillas como en las hojas. Por tanto, lo aconsejable antes de cocer la quinua es lavarla muy bien. Lo ideal es ponerla en un escurridor bajo el grifo y dejar correr el agua hasta que pierda cualquier color blanquecino o espumoso.

Dicho esto, ahora sí vamos a la cocina, que llegó la hora de preparar esta receta supernutritiva y de preparación muy sencilla.

INGREDIENTES

1 taza de Quinua Real El Plebeyo

1 aguacate o palta

4 tomates picados o una cantidad equivalente de tomates cherry enteros

1 cebolla  picada

Aceitunas de Botija La Latina

1 chorro de aceite de oliva virgen extra

Sal

PREPARACIÓN

  1. Lava una taza de Quinua Real El Plebeyo bajo el chorro hasta que el agua empiece a salir transparente.
  2. Vierte la quinua en una olla, añade una taza y media de agua, un poco de sal y pon a cocer a fuego alto. Cuando rompa a hervir, tapa la olla, baja el fuego a medio y cuece durante 15 minutos. El punto ideal es cuando ya no quede agua y la quinua se vea esponjosa. Si al consumirse el agua el grano está aún cerrado, tapa la olla y deja que se termine de hacer con el calor residual. Cuando esté a punto, ponla a enfriar.
  3. Pon la quinua en un recipiente y añade la cebolla, los tomates, el aguacate, el atún y las Aceitunas de Botija de La Latina y mezcla. Ahora vierte un chorro generoso de aceite, prueba y rectifica la sal. Hecho esto, ya puedes emplatarla o llevarla directamente a la mesa.

Pin It on Pinterest

Share This

Share this post with your friends!