Las Sardinas del Pirata

Sardinas El Pirata

 

El Pirata nos trae un verdadero botín a nuestra mesa. Sabrosas Sardinitas de las Costas del Pacífico Ecuatoriano en una suculenta salsa de tomate o en puro aceite vegetal. ¡Todo un manjar! ¡Qué textura, qué tamaño, qué sabor y es que están hechas del pescado más fresco!

Sabías ¿Qué las sardinas contienen aceites poliinsaturados como el Omega 3 y Omega 6? Estos dos tipos de aceites esenciales no pueden ser fabricados por nuestro cuerpo, por lo que deben de ser aportados a través de una alimentación sana y completa. Existen dos clases de Omega 3, la primera es de origen vegetal y se obtiene de las semillas vegetales como la linaza, las nueces, el sacha inchi o la chía. Y la otra clase es de origen animal y se obtiene de los peces azules y de algunas algas.

El Omega 3 es esencial para nuestro organismo, porque favorece el desarrollo del sistema nervioso, del sistema inmunológico y evita además, la formación de coágulos sanguíneos en las arterias, que podrían afectar al corazón. Estudios clínicos han demostrado que el Omega 3 reduce los triglicéridos, el colesterol y la hipertensión. Los pueblos que se alimentan de peces azules como los esquimales o los japoneses presentan índices muy bajos de ataques al corazón y están considerados entre los pueblos con mayor expectativa de vida, mientras que en Europa son los españoles los elegidos, debido al gran consumo per cápita de pescado, en comparación con otros países del continente.

El Omega 6 es de igual importancia, puesto que contribuye al buen funcionamiento del sistema inmunológico, la formación de membranas celulares y la producción de hormonas. Se obtiene fundamentalmente de los huevos, aves, carnes rojas, lácteos, aguacate, etc… Pero lo más importante es mantener una relación adecuada de estos dos tipos de aceites esenciales en nuestra alimentación. Investigaciones recientes han demostrado que una alta concentración de Omega 6 en comparación con el Omega 3, aumenta el riesgo de padecer ataques al corazón y contraer enfermedades inflamatorias como la artritis. La proporción ideal es consumir 4 partes de Omega 3 y 1 parte de Omega 6. Las sardinas del Pirata mantienen este equilibrio, contienen más Omega 3 que Omega 6, lo que las hace un alimento ideal y al ser pescadas en alta mar tienen una gran ventaja frente a los peces de piscifactoría, que contienen niveles elevados de antibióticos, o frente a peces mayor tamaño que al alimentarse de peces pequeños, acumulan altos niveles de metales pesados.

En conclusión: Nada más sano, que comer dos veces a la semana una rica porción de Sardinas del Pirata en salsa de tomate o en aceite vegetal.